Trabajando con (y para) los robots

Trabajando con (y para) los robots

Según el Foro Económico Mundial, en los próximo 5 años, la Inteligencia Artificial (IA) y la robótica generarán unos 60 millones de empleos.

Este escenario no tan futurista vislumbra a las máquinas dominando el mercado laboral pero con la chance de encontrar un empleo en ese nuevo ecosistema en el que convivirán seres humanos y procesos altamente tecnificados y autónomos.

En el mientras tanto, uno 75 millones de puestos de trabajos se perderán, contra otros 133 nuevos trabajos y roles que  podrían emerger de compañías que trabajarían a la par con robots y humanos, haciendo que el total de trabajos creados sería de 58 millones.


Según el Foro Económico Mundial, al mismo tiempo habría un “desplazamiento significativo” en la calidad, lugar y formato de los nuevos roles.

La firme sospecha es que los trabajos permanentes, de tiempo completo, vayan en disminución.

Algunas compañías podrían elegir el uso de trabajadores temporales, especialistas y contratistas.

Otras podrían buscar simplemente automatizar sus tareas y prescindir de talentos humanos.

Todo esto implicaría entonces que los trabajadores tendrían que adquirir nuevas habilidades para sus futuros trabajos cuando ya las máquinas empiecen a ser comunes en los centros de trabajo.


La proporción de maquinaria autónoma en el mundo del trabajo podría subir del 29 por ciento actual al 42 por ciento.

Esto redundará además en que los humanos, para 2022, trabajen un 58 por ciento de las horas laborables actuales.

Lejos de la paranoia de un mundo dominado por robots, los especialistas que discuten este fenómeno de la automatización del trabajo señalan que el cambio fundamental radica en el tipo de trabajos del futuro.

Habrá que pensar entonces en un modo de trabajo más al servicio de robots e inteligencia artificial.

Para llegar a estas conclusiones del reporte de sobre el futuro del empleo, el Foro Económico Mundial entrevistó a directivos de recursos humanos, ejecutivos de estrategias y a CEOs de más de 300 compañías globales en un amplio campo de la industria.

Los que respondieron representan a más de 15 millones de empleados y a 20 economías emergentes o en desarrollo que colectivamente representan el 70% de la economía global.

Compartir