• Home »
  • Destacados »
  • Un ingeniero que enseña cómo “ablandar” su “dura” profesión, solidariamente
Un ingeniero que enseña cómo “ablandar” su “dura” profesión, solidariamente

Un ingeniero que enseña cómo “ablandar” su “dura” profesión, solidariamente

Héctor Alcar puso a sus conocimientos en manos de los más chicos, con el fin de hacer de la ingeniería un vehículo de cambio social y de integración entre personas con capacidades distintas.

El desafío de Héctor Alcar es simple y a la vez complejo: transformar a la ingeniería en un vehículo de aprendizaje para los adolescentes y asimismo, en un medio de cambio, con mirada solidaria.

Para ello, este apasionado ingeniero, a través de la Asociación Civil Tecnológica del Sur le dio vida al proyecto de adaptación de juguetes para que puedan ser utilizados por chicos con capacidades distintas, con el trabajo de jóvenes estudiantes de escuela secundaria. Héctor vio una necesidad y hacia ella se lanzó. Y lo hizo con resultado favorable; sabía que el potencial de los chicos estaba allí. Sólo falta orientarlos y hacerles entender que hay un modo de ser ingeniero, sin temor a lo que pedagógicamente significa.

El fundador de la Asociación Civil Tecnológica del Sur lo entendió con total claridad… y con entusiasmo: la ingeniería tiene desafíos más allá de lo duro de la profesión. Necesita de ingenieros pero con una mirada social, que los vincule con las necesidades de su entorno.

De esa interacción entre ingeniería y las necesidades sociales que intenta atender con ella, Héctor ironiza: “Aprendí que no soy una integral o una derivada. Es más lo que recibo que lo que doy”.

 

 

 

0001438448

Quiero Ayudar - banner pie nota

Compartir